El Carnaval es una de las celebraciones populares más convocantes del municipio. Una fiesta que fue recuperada en los últimos años por el municipio y convoca a gran cantidad de murgas de distintas localidades del distrito San Isidro y a una multitud en cada una de sus presentaciones. Un logro que fue posible gracias a un trabajo conjunto entre la comuna y las comparsas, en pos de un espectáculo que crece en calidad año tras año.

Cursos de corte y confección, maquillaje artístico, vestuario, música y otras áreas centrales para poner en escena a una murga profesional, formaron parte del apoyo del municipio. Y el resultado está a la vista: en 2015 más de 70.000 espectadores disfrutaron de las distintas comparsas y de los más de 1.000 artistas, de entre 12 y 90 años, que llevaron su música y sus bailes al Centro Cívico de Boulogne y a la avenida Alexander Fleming, en Martínez, los dos escenarios tradicionales del Carnaval.

Una fiesta con impronta familiar, que convoca a innumerables grupos locales, pero también comparsas del Carnaval de Gualeguaychú, que suele cerrar cada edición. Sin embargo, darle visibilidad a las murgas también conllevó otro aspecto central, más allá de la fiesta popular en las calles: reforzar y estimular tarea social de estas murgas que convocan a un trabajo artístico a los chicos de las barriadas más humildes. Pero hay más. El costado solidario, ya que el dinero obtenido por la venta de espuma en aerosol, la locura de chicos y no pocos adultos, es destinado a la Cooperadora del Hospital Materno Infantil de San Isidro.

 

Conocé los detalles de la edición 2019:  http://bit.ly/CarnavalSI2019