El Paseo de los Inmigrantes, pegado a la estación del tren, es punto de encuentro para esta comunidad que siempre festeja a lo grande. Por el escenario de ese parque pasaron artistas de renombre como Coti (2013), Aníbal Pachano (2014) y Carlos Baute (2015) para dar forma a masivos conciertos de nivel internacional, a los que suelen concurrir unas 20.000 personas, que ponen a prueba la capacidad logística y de puesta en escena de los equipos de producción municipales.

Sin embargo, la cita 2016 tuvo otro condimento y fue mucho más allá del concierto multitudinario ofrecido por Los Pericos, que se sumaron con un generoso recital al 107 aniversario de esa ciudad. Desde las 14, hubo un incesante desfile de grupos de música y danza locales. Debajo del escenario, grafitis colectivos, una piñata para los más chicos, una torta gigante, artistas plásticos del barrio y mucho más. El adiós, como siempre, se dio en el cielo, con el tradicional show de fuegos artificiales.