Una ciudad que suele celebrar con conciertos a cargo de figuras de primer nivel, como ocurrió en 2015, durante los festejos por los 51 años de Boulogne, cuando el Chaqueño Palavicino hizo explotar el centro comercial de esa ciudad. Algo similar había ocurrido años atrás con los recitales de La Luna Nueva (2014) y Patricia Sosa (2013).