Este festival comenzó en el otoño de 2012 con más de 40 talleres e instituciones culturales del Alto de San Isidro. Una cita con mucho de encuentro después de hora que permite tomar contacto con unos 200 artistas dispuestos a no guardarse nada y abrir sus talleres para que todos, de algún modo, se apropien de ellos.

Mayo y junio marcan el encuentro, que durante dos fines de semana revoluciona al barrio, y que en 2015, en su última edición, convocó a más de 17.000 visitantes que no pararon de recorrer el circuito, entre Libertador, Márquez, Rolón y Uruguay. Un sector claramente demarcado en el mapa que puede bajarse de la Web municipal, y que se puede recorrer a pie, en bici o en las combis gratuitas que el municipio pone a disposición de los visitantes.

Los encuentros temáticos Conversaciones Valientes con interesantes disparadores como ¿Por qué estudiar arte? o ¿Quién vive del arte? formaron parte de las dos últimas ediciones del festival, que cada año propone más y renovadas propuestas.

Un programa de fin de semana en el que además de escuchar hay que estar dispuesto a poner manos a la obra, porque la mayoría de los talleres ofrecen al visitante la posibilidad de arremangarse y, bajo la guía de artistas y estudiantes de arte avanzados, hacer (o al menos intentar hacer) su propia obra y llevarla a casa.