En el marco de La Casa Invita, la nueva iniciativa de la Subsecretaria General de Cultura de San Isidro

El ciclo gratuito La Casa Invita regresó a Beccar con otra de sus propuestas, Finde en EsCena, que anoche, desde las 20.30, transformó la Casa de Cultura de Beccar en un teatro desbordado por un centenar de personas que disfrutó de El acompañamiento, de Carlos Gorostiza. Y también de la gastronomía, que la hubo, rica y no tan al paso.

“La Casa Invita nos permite profundizar y enriquecer el diálogo con los vecinos, y consolidarnos como referentes culturales en los barrios con propuestas gratuitas que resaltan la tarea de los artistas locales. Finde en EsCena es una linda forma de encontrarnos después de hora para disfrutar del teatro independiente, comer rico y profundizar el quehacer teatral con la charla post función con el elenco”, sostuvo Eleonora Jaureguiberry, subsecretaria general de Cultura de San Isidro, a cargo del ciclo, que del 1 de junio al 26 de octubre recorre las distintas Casas de Cultura del municipio.

Murmullo en la antesala antes de la función y silencio durante la obra, cortado cada tanto por la risa del público que siguió con atención la historia de Tuco (Carlos Berraymundo), pésimo cantante de tango, y Sebastián (Luis Mancini), que procura sacar a su amigo de las cuatro paredes en las que se ha encerrado a la espera del acompañamiento musical que esté a su altura artística.

“Beccar no tenía una propuesta teatral y nosotras somos seguidoras del teatro independiente. Esto de estar cerca de casa con teatro del bueno y gratuito es incomparable”, coincidieron las amigas Silvia Carrasco (San Isidro) y Teresa Roquero (Olivos), empanada en mano y a la espera de la apertura de la sala de esta Casa de Cultura, dirigida por Luciana Hernández, en el segundo piso del edificio de la Av. Centenario 1891, en pleno centro comercial de la ciudad.

Chapas estilo conventillo, la foto de Gardel, un catre, una pava, un mate y un tocadiscos son la intimidad de Tuco, que dejó la fábrica entre utopías y está aislado de un mundo, incluso el familiar, al que sueña cautivar con su voz.

“Me gusta la familiaridad del ciclo, ver que los vecinos se reconocen, que las empanadas las hace gente que también es conocida del barrio. Y mucho más cuando la obra que convoca es de un autor tan emblemático. Todo esto rejuvenece”, sostuvo Berraymundo, de Villa Adelina, amplia carrera en el teatro off y reciente ganador del premio al Mejor Actor en el III Festival de Teatro Larroque 2019.

Cerrado aplauso, varios ¡Bravos!, un gorra para colaborar con el elenco y un alto breve y salpicado con más gastronomía. Todo fue parte de esta propuesta coordinada por la directora, actriz y coreógrafa Estela Oriana, con más de 30 años como docente en distintas sedes municipales de cultura.

“Me gustaron las interpretaciones, los tiempos, el ritmo y el realismo de la historia, eso de quedar atrapado en una vida rutinaria y en medio de una locura, al menos a la vista del otro”, contó Facundo Salcedo (17), de Villa Adelina y alumno del Polivalente de Arte de Martínez, junto a cuatro amigos.

Luego sí, la charla distendida con los actores que incluyó la confesión de un vecino de haber llegado hasta las lágrimas al ver al personaje de Sebastián, que él mismo interpretó hace muchos años en su época de teatro amateur.

“Uno de chico jugaba y esas cosas con las que jugábamos se hacían verdades, y esa silla dejaba de serlo para convertirse en un auto. Es un elogio escuchar que la magia de ese juego se haya repetido, que la verdad se haya revelado hoy en el escenario”, dijo Berraymundo durante la charla, que se prolongó hasta las 11, entre anécdotas, emociones, una obra que seguía revoloteando y vecinos que se negaban a despedirse.

+ La Casa Invita se completa con Tardes de juegos de mesa para adultos y Una que sepamos todos (canciones a micrófono abierto más gastronomía).

San Isidro, 13 de julio de 2019