Organiza la Subsecretaría General de Cultura de San Isidro, los segundos domingos de cada mes. Gratis

El salón de la Sociedad de Fomento 9 de Julio, en Boulogne, se convirtió ayer en una gran pista de tango con clases para todos los niveles y una milonga que se movió bajo el ritmo en vivo de la orquesta Los Herederos del Compás. Fue el paso inaugural para el encuentro que los segundos domingos de cada mes reunirá allí mismo, en Láinez 1955, de 17 a 20 y con entrada gratuita, a los fanáticos y a los que quieran sumarse al mundo del 2×4.

“Esta iniciativa se complementa con las clases y la milonga que desde hace años funcionan en la Plaza 9 de Julio, Martínez, convertida en lugar de referencia para los que gustan del tango. Ahora arrancamos en Boulogne, a sala cerrada y convencidos de la excelente convocatoria que tendrá este nuevo ciclo”, comentó Eleonora Jaureguiberry, subsecretaria general de Cultura de San Isidro, bajo cuya órbita se encuentran estas propuestas.

Y así fue, un encuentro que arrancó derecho con más de 500 bailarines que no le dieron tregua a la pista. Primero con las clases, de 17 a 18, y luego con una milonga que nadie quiso perderse.

“Tuvimos varios profesores al frente de las clases de principiantes, intermedios y avanzados, y luego todos a bailar. Espectacular. Y ni hablar de la orquesta con una de las mejores voces del momento”, sostuvo Gustavo El Morocho Gutiérrez, que desde hace 20 años enseña tango en la zona norte, coordina la milonga de Martínez (el último domingo de cada mes) y ahora está al frente de esta nueva iniciativa, junto a Zulma Ríos, su esposa y compañera de baile.

“Nos gustó mucho el lugar y el ambiente descontracturado. Podés venir de jean y no hay ningún problema. Eso está bueno porque atrae a los más chicos”, contó sentado en una de las mesas, durante un merecido alto, Eduardo Montenegro, que llegó con Gema, su pareja, desde Pilar.

Pasadas las indicaciones, al ruedo y sin vueltas con la orquesta en el escenario y un repertorio que fue todo un homenaje al maestro Juan D’Arienzo, entre La cumparsita, Loca, Felicia y muchos otros de sus éxitos.

“Mi papá nació en Villa Adelina, fue el cantor del barrio, y volver a esta zona con un salón lleno y con tantas ganas de bailar es muy emotivo. Esperemos que esta iniciativa dure para siempre, porque sostener estos sitios le hace muy bien a nuestra cultura”, dijo Pablo Ramos (36), líder y voz de Los herederos del Compás e hijo de Osvaldo, quien cantó en la orquesta de D’Arienzo, nada menos, durante una década.

Así, con su voz, acompañada por tres bandoneones, dos violines, piano y contrabajo, el tango se hizo escuchar lindo en la sociedad de fomento, entre tacos largos y cortos, y gente de todas las edades que se animaron al baile.

“Vivo en Santa Rita y me queda bastante cómodo. Soy más cantor que bailarín, pero siempre salgo a la pista”, aseguró George Crende, que compartió la salida con unos 15 amigos hechos en distintas milongas.

También en las pistas, hace dos años, María Pía Borelli y Nicolás Castiglione, que rondan los 30 y no se pierden una, se hicieron pareja de baile y de la vida.

“Andamos con los zapatos siempre guardados en el auto, listos por si aparece una milonga. Esta es genial, la teníamos agendada y organizamos todo el domingo para llegar a las 5, puntual”, coincidió la dupla, a poco de dejar el salón, él de Martínez, jeans y zapatos, y ella de San Isidro, pollera negra, rodete ajustado y tacos altos.

 

+ El próximo encuentro de Tango y Milonga en la Sociedad de Fomento 9 de Julio será el domingo 9 de junio, en Láinez 1955, Boulogne. Gratis.

 

San Isidro, 13 de mayo de 2019