El ciclo, de la Subsecretaría General de Cultura de San Isidro, va del 17 al 21 de abril. Gratis

El Camino del Santo. Música clásica en San Isidro, comenzó anoche con la Iglesia de San José colmada y el Coro Polifónico Nacional que terminó aplaudido de pie y durante varios minutos tras un concierto con obras de Joseph Rheinberger, Franz Schubert y Leonard Bernstein. Organizada por la Subsecretaria General de Cultura de San Isidro y con entrada gratuita, la XII edición de este festival ofrecerá un concierto por día y concluirá este domingo.

Noventa voces, acompañadas de piano y percusión, participaron de la velada, en Diego Palma 215, San Isidro, bajo la dirección del maestro José María Sciutto, que comenzó con los últimos tres números de la Misa en Mi bemol Mayor de Rheinberger, siguió con la Mirjam’s  Siegesgesang, D.942, de Schubert y concluyó con la Missa Brevis, de Bernstein.

“En estos doce años la gente se apropió de este ciclo y espera Semana Santa para disfrutar de la música clásica en lugares icónicos y de alto valor patrimonial. El festival ha formado muchísimo público en todos estos años ininterrumpidos y sigue haciéndolo con nuevas audiencias, que son las que más nos interesan”, dijo Eleonora Jaureguiberry, subsecretaria general de Cultura de San Isidro.

El concierto fue presentado por Margarita Zelarayán, siguiendo el modelo iniciado en 2018, cuando antes de cada velada distintos periodistas especializados ofrecieron una breve introducción para que el público tenga un acercamiento más profundo de las obras.

“Esta noche (por ayer) tenemos un coro de 90 voces con un sonido muy potente y envolvente, y el jueves un programa para las audiencias más jóvenes con música clásica contada desde la danza. El concepto es ofrecer un ciclo, que este año tendrá a más de 120 artistas en escena, con una propuesta muy amplia, del Renacimiento temprano, el Barroco del siglo XVII y el Romanticismo del siglo XIX y al cierre que nos llevará al siglo XX con Vivaldi y Piazzolla”, comentó el maestro Francisco Varela, director artístico del festival.

Muy didáctico, Sciutto explicó al público algunos aspectos del repertorio. Dijo que la  Misa en Mi bemol de Rheinberger está dividida en dos coros, con cuatro voces cada uno, que el Mirjam’s  Siegesgesang de Schubert, un canto de celebración, relata cuando el Mar Rojo se abrió para darle paso a los judíos que escapaban del faraón de Egipto, y que la Missa Brevis de Bernstein tiene la particularidad de contar con el acompañamiento sólo de campanas y timbal.

“El año pasado también fuimos parte de este festival y me sorprendió no sólo la cantidad de gente, sino también la calidad de la audiencia -expresó Sciutto-. Tienen un público hermosísimo, respetuoso y entusiasta. Feliz de regresar”.

Al programa de mano, que incluyó las notables interpretaciones de los solistas Claudio Santoro (piano), Silvina Petryna (soprano) y Verónica Canaves (contralto), le siguieron varios espirituals, a modo de bises, que el público disfrutó y agradeció con un cerrado aplauso de pie, en los que se lució la soprano Soledad de la Rosa.

“Es la segunda vez que escucho al Coro Polifónico Nacional y me encantó. Realmente me di un gran gusto, que incluyó escuchar a Martín Caltabiano, que es mi director en el coro de esta iglesia”, sostuvo Rodolfo Varela, concluido el concierto. “Se te pone la piel de gallina. No conocía el repertorio, pero el contrapunto de Rheinberger entre el coro dividido en dos fue inolvidable”, dijo Graciela Castiñeiras, de San Isidro, que siguió la velada con dos amigas.

Para adelante, más música clásica, desde mañana y hasta el domingo, en los jardines del Museo Pueyrredón, en el Colegio San Juan El Precursor, en la catedral neogótica de San Isidro con instrumentos que sonarán como en el Barroco, y otra vez en la Iglesia de San José para un cierre con Las Ocho Estaciones. Las cuatro de Vivaldi y las cuatro de Piazzolla, con sus aires porteños que conquistaron el mundo.

+ La programación completa acá: http://sanisidrocultura.org/el-camino-del-santo-musica-clasica-en-san-isidro/

San Isidro, 18 de abril de 2019